Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Yunquera

Usted siendo operario en una fábrica tendría que avisado de que en cualquier instante puede abandonar su labor sin importar el tipo de contrata que el productor hubiese firmado. Solamente tendrá que no olvidar dos cosas: la primera informar al jefe la decisión tomada y en 2º término que en tal resolución tomada el director esté lejos y el empleado nunca se haya sentido chantajeado en ninguna ocasión.

Si las relaciones entre la empresa y trabajador empeorasen, hubiese algún sueldo pendiente de percibir y la entidad obligase al trabajador a aprobar una baja voluntaria, el trabajador deberá renunciar documento invariablemente y no rubicar así como de ninguna manera el jornalero debe de de exigir la baja voluntariamente. Ante tal circunstancia se buscarán medidas reglamentarios en las que el jornalero no se vea perjudicado y así poder recibir las ayudas correspondientes y no hubiese impedimento alguno a la hora de solicitar la remuneración.

La notificación la presentará el empleado al director a través de una notificación y plagiada siempre, la razón que una de las cartas será para el productor que debe de ser certificada por la empresa y la otra nota será para el jefe. En el factible caso que el director se negase a sellar la comunicación escrita el trabajador puede expedirla por burofax.

La nota será entregada a la fábrica por parte del operario, a excepción de que este se encontrase en la la etapa de prueba, con la antelación correspondiente que dictamina el Convenio Colectivo o quizás en su día se estipulase al firmar el pacto laboral. Si por casualidad no existiese un plazo de adelanto ni en el pacto o no se hubiese pactado anticipadamente en el pacto admitiremos lo que decide el Estatuto de los Trabajares que son quince días.

El operario debe de intuir que si incumple el intérvalo de preaviso la empresa puede reclamarle los días en el hipotético caso en el que el la compensación económicamente supere a la ayuda o bien descontar de la recompensa los días que no cumplan del previo aviso.

También tendría que informarse el asalariado, es que mientras se encuentre en la fase de previo aviso, el convenio sigue vigente pudiendo el obrero también abandonar la baja voluntaria que ha presentado.

Al rematar el trabajo el empresario deberá de mostrar al trabajador la supuesta liquidación correspondiente a la finalización del trabajo. Si el obrero por diferentes motivos estuviese insatisfecho tendrá que firmarlo sellarlo y poner contrariado. Si pasase todo esto el asalariado quedaría exento de embolsar su prestación aunque si puede reivindicar lo que el amo le tiene que pagar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE