Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Tolox

Usted siendo asalariado en una empresa debe de avisado de que en cualquier instante puede dejar su servicio sin importar el tipo de compromiso que el operario hubiese visado. Solamente deberá de tener en cuenta 2 notitas: la 1ª notificar al jefe la medida tomada y en segundo argumento que en tal opinión tomada la empresa esté ausente y el empleado menos aún se haya sentido coartado en momento alguno.

Aunque el empresario obligase a aprobar la baja voluntaria al proletario, éste deberá retirarse continuamete así como nunca el obrero deberá de exigirla independientemente aunque las relaciones en el trabajo no sean iguales, hayan cambiado, haya algún sueldo pendiente de percibir o hubiera habido algún desacuerdo. Existen mejores sistemas de zanjar tal situación sin que el asalariado salga dañado y sea capaz de perder la recompensa económica permitida y así evitar situaciones difíciles a la hora de solicitar la presación.

El mejor método de notificarlo a al jefe es hacerlo por carta y siempre repetido. Así una carta será para el amo y la otra notificación escrita para el asalariado la cuál tendría que ser acuñada por el director. Si por cualquier razón la entidad no quisiera aprobar la notificación escrita escrita, el operario puede expedirla por burofax.

La notificación escrita a la empresa, a excepción de si el asalariado se encuentra en el período de prueba, se hará con el previo aviso que propone el Convenio Colectivo o si ha habido cualquier pacto al acuñar el compromiso laboral. Acaso no hubiese ni contrato, ni plazo de antelación el plazo será de 15 días que es lo que exige el Estatuto de los Trabajadores.

Habrá que tener en cuenta que, si el productor no cumple con el intérvalo de preaviso, el director puede restarle de la remuneración los días que fallen del preaviso o todavía hasta solicitárselos, en el presunto caso en los que la compensación supere a la ayuda.

Otra cosa que debe de saber el trabajador, es que mientras tanto se halle en la etapa de preaviso, el acuerdo permanecerá actualizado pudiendo el jornalero incluso abandonar la baja voluntaria que ha presentado.

El último día de trabajo la fábrica deberá de explicar al productor la supuesta finiquitación correspondiente a la baja. Si el trabajador por otros motivos estuviese contrariado tendrá que firmarlo visarlo y poner en desacuerdo. Si sucede todo esto el asalariado quedaría exento de cobrar su ayuda aunque si puede pedir lo que el gerente le debe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE