Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Marbella

¿Está pensando en abandonar su contrato con la fábrica en donde trabaja? Simplemente saber que usted como empleado puede hacerlo en todas las ocasiones y no importa el tipo de documento que le una a ella. Tal medida tomada requiere dos criterios a cumplir:

- Sin previamente habérselo comunicado al director, no puede dejar su trabajo.

- El jefe debe de seguir al margen de la resolución tomada por el proletario. Obligado ser una opinión voluntaria y liberalizada.

Para que el operario tenga su derecho a recaudar la correspondiente ayuda y pueda solicitar el paro, de ninguna manera el trabajador deberá de solicitar la baja voluntaria aunque fuera deseo de la empresa como jamás deberá de solicitarla por voluntad propia a pesar de que las condiciones laborales se hayan modificado, haya impagos en la paga mensual o haya altibajos en el trato personal. Habrá que buscar otras opciones en las que el trabajador conserve lo que es suyo, pueda cobrar la recompensa correspondiente y no aparezca ningún impedimento en la hora de pedir el paro.

El mejor modo de transmitirlo a al empresario es hacerlo por apunte escrito y siempre por repetición. Así una carta será para el empresario y la otra copia para el productor la cuál tiene que ser acuñada por el empresario. Si por cualquier pretexto la fábrica no quisiese acuñar la notificación escrita escrita, el trabajador puede mandarla por burofax.

Excepto que el productor estuviese en la fase de prueba, la carta se efectuará con la antelación que venga implantado en el Convenio Colectivo o en su caso se concertó alguno en el compromiso de trabajo. Si no hubiese plazo de preaviso ni en el documento firmado ni en el tratado, reconoceremos lo que implanta el Estatuto de los trabajadores que son quince días.

Además debe de conocer que la fábrica puede restarle al trabajador los días que infrinjan de la indemnización si el asalariado no cumple con el plazo de preaviso o inclusive pedírselos en aquella situación en los que el descuento económicamente supere a la ayuda correspondiente.

El empleado también debe de conocer que mientras se mantenga en la fase de preaviso puede abandonar la baja voluntaria que comentó al gerente pues la relación laboral sigue válido.

Con respecto a la carta de liquidación la fábrica deberá de enseñar al productor la propuesta de finiquitación el último día de trabajo en la entidad. Si el obrero está en discordia con tal sugerencia deberá de: fecharlo, autentificarlo y poner descontento. Debería de conocer que si esto se produjese no podrá cobrar la indemnización pero si podrá exigir lo que la fábrica tiene que costear.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE