Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Istán

Usted siendo proletario en una fábrica tendrá que saber que en cualquier oportunidad puede abandonar su puesto sin importar el tipo de contrato que el trabajador haya refrendado. Solamente tendrá que no olvidarse de 2 notitas: la 1ª notificar al jefe la decisión tomada y en segundo motivo que en tal resolución tomada la empresa se haya mantenido ausente y el obrero no se hubiese sentido coaccionado en momento alguno.

Aunque la entidad obligase a visar la baja voluntaria al asalariado, éste deberá desentenderse siempre así como de ningún modo el obrero deberá de exigirla voluntariamente bajo ningún concepto aunque las relaciones laborales no sean parecidas, hayan modificado, haya alguna nómina pendiente de recaudar o hubiera habido malos tratos. Existen mejores medios de aclarar tal situación sin que el empleado salga lastimado y sea capaz de perder toda recompensa económica permitida y así evitar situaciones problemáticas a la hora de solicitar la indemnización.

La aclaración la presentará el jornalero al jefe a través de una carta y transcrita siempre, el fundamento que una de las notificaciones será para el jornalero que tendrá que ser rubicada por la fábrica y la otra comunicación por escrito será para el jefe. En el dudoso caso que el director se negase a aprobar la la copia el asalariado puede expedirla por burofax.

Fuera de que el trabajador estuviese en el término de prueba, la carta se hará con la antelación que exija el Convenio Colectivo o quizá se negoció alguno en el documento de trabajo. Si por casualidad no hubiese temporada de preaviso ni en el contrato firmado ni en el arreglo laboral, reconoceremos lo que propone el Estatuto de los trabajadores que son 15 días.

Se tendrá que entender que si el operario incumple con el tiempo reglamentario de previo aviso el director puede descontarle del de la liquiación los días que fallen o también podría solicitárselos en aquel caso en el que remate sea menor que el descuento.

El operario no tendrá que olvidar que mientra continue en el período de preaviso se encuentra actualizado la relación pactada incluso puede prescindir de la baja voluntaria que propuso.

Con respecto al finiquito el empresario deberá de anunciar al asalariado la propuesta de liquidación el último día de faena en la empresa. Si el jornalero está en disconformidad con tal oferta deberá de: fecharlo, rubricarlo y poner insatisfecho. Debe de entender que si esto sucediese no podrá recoger la indemnización pero si podrá reclamar lo que la empresa tiene que abonar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE