Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Genalguacil

Usted sintiéndose empleado en una compañía de trabajo debería de conocer que en cualquier minuto podrá posponer su tarea sin que importe el tipo de compromiso que el operario hubiera certificado. Únicamente tendrá que retener 2 condiciones: la 1ª informar al gerente la medida tomada y en segundo motivo que en tal medida el empresario se haya mantenido lejos y el proletario jamás se haya sentido forzado en ningún instante.

Si las relaciones entre la fábrica y operario empeorasen, hubiese alguna paga pendiente de percibir y el jefe obligase al empleado a visar una baja voluntaria, el asalariado deberá renunciar el compromiso siempre y no rubicarlo así como de ninguna manera el obrero tendrá que de reclamar la baja voluntariamente. Ante tal estado se buscarán acuerdos legítimos en las que el jornalero no se vea apenado y así poder cobrar las ayudas correspondientes y no hubiese impedimento alguno a la hora de solicitar la ayuda.

El mejor medio de transmitirlo a al empresario es hacerlo por apunte escrito y siempre fotocopiado. Así una carta será para la fábrica y la otra comunicación escrita para el trabajador la cuál deberá de ser timbrada por el amo. Si por alguna justificación el empresario no quiere rubricar la comunicación escrita, el productor puede cursarla por burofax.

La notificación a la empresa, menos si el asalariado se encuentra en el tiempo de prueba, se hará con el adelanto que implanta el Convenio Colectivo o si hubiera habido determinado pacto al acuñar el contrato laboral. En el caso que no hubiese ni convenio, ni plazo de previo aviso el tiempo será de quince días que es lo que decide el Estatuto de los Trabajadores.

Visto lo visto, si el jornalero no cumple con el intérvalo de preaviso, el gerente puede disminuir la cantidad económica del finiquito los días que infrinjan del previo aviso o hasta demandárselos, en el supuesto caso en los que la compensación supere a la ayuda.

El trabajador no debe de olvidar que puede retractarse de la baja voluntaria que había comentado aunque permaneciese en el tiempo de preaviso ya que el convenio pactado, entre obrero y jefe, sigue en vigor.

El obrero debe de saber que el al acabar el trabajo el director tendrá que presentarle la supuesta finiquitación correspondiente a la finalización del trabajo. Si el asalariado no estuviese contento por distintas razones, deberá de firmarlo, rubricarlo y poner contrariado con la consulta. Si esto pasa el jornalero no podrá cobrar la indemnización pero si a exigir lo que la empresa le adeuda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE