Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Coín

No interesa el tipo de compromiso que el jornalero contratrase con el amo, debería de saber que puede romper el contrato en cualquier instante. Solo debe de saber 2 cosas importantísimas, en primer lugar saber que la resolución tomada por el jornalero sea una consulta libre y propia en donde la fábrica no haya exigido ni intervenido en la resolución tomada y en 2º lugar que dicha resolución tomada por el jornalero tiene que ser revelada a la fábrica antes de ausentarse de su trabajo.

Si el empresario por diversos motivos obligase al asalariado a sellar la baja voluntaria el asalariado siempre deberá de desistir tal situación y de ninguna manera firmar, además tampoco el obrero deberá de instar la baja voluntariamente aún si las afinidades personales no sean tan calurosas como antaño o se haya producido algún impago en alguna nómina. Existen diferentes maneras legales de solucionar tal estado y así el trabajador no tenga preocupaciones a la hora de poder conseguir la ayuda propia y poder exigir el paro.

La notificación la realizará el operario a la entidad mediante un escrito y siempre con reproducción. Una de las notificaciones será entregada al amo y otra para el trabajador la cuál a priori habrá sido firmada por el director. Si la empresa se negase a sellar por cualquier principio, el jornalero puede enviarla a través de burofax.

A menos que el trabajador estuviese en el término de prueba, la comunicación escrita se cumplirá con la antelación que exija el Convenio Colectivo o quizás se concertó alguno en el convenio de trabajo. Si por algún imprevisto no hubiese período de preaviso ni en el compromiso firmado ni en el tratado, nos acogeremos a lo que fija el Estatuto de los trabajadores que son 15 días.

El asalariado debe de entender que si quebranta la fase de previo aviso el director puede exigirle los días en el aquel caso en el que el el pago sea mayor al finiquito o bien rebajar de la recompensa los días que no cumplan del preaviso.

El obrero no tendría que ignorar que puede renunciar a la baja voluntaria presentada aunque se encuentre en la fase de previo aviso ya que el contrato pactado, entre asalariado y empresario, sigue en vigor.

Al rematar el trabajo el gerente deberá de entregar al empleado la supuesta liquidación final correspondiente a la finalización del trabajo. Si el asalariado por otros motivos estuviese en desacuerdo tendrá que firmarlo marcarlo y poner no conforme. Si ocurre todo esto el operario quedaría exento de recibir su remuneración aunque si puede exigir lo que el gerente le tiene que pagar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE