Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Casabermeja

¿Su compromiso laboral no está traspasando deseables momentos? Debe de recordar que en cualquier instante sin atañer el tipo de documento que el proletario contratrase con el director, éste puede cancelar dicho acuerdo laboral cuando lo considere oportuno. Solamente dos cositas a tener en cuenta :

-No puede desatender su puesto de trabajo sin previamente notificarlo al jefe y

-Que la decisión tomada por el proletario sea totalmente liberalizada y voluntaria sin que la fábrica hubiera tomado parte.

Si las relaciones entre la empresa y operario empeorasen, hubiese salario pendiente de cobro y el gerente obligase al operario a aprobar una baja voluntaria, el asalariado deberá renunciar tal propuesta en todo momento y no firmar así como en ningún momento el operario tiene que de pedir la baja voluntariamente. Ante tal postura se buscarán medidas reglamentarios en las que el jornalero no se vea fastidiado y así poder ingresar las ayudas apropiadas y no hubiese problema alguno a la hora de solicitar la remuneración.

El mejor medio de avisar a al empresario es hacerlo por documento y siempre por repetición. Así un documento será para la fábrica y la otra notificación escrita para el asalariado la cuál debe de ser rubricada por el jefe. Si por cualquier causa el empresario no quisiese firmar la notificación escrita escrita, el obrero puede mandarla por burofax.

Dicha notificación escrita exceptuando si el operario se hallase en el grado de prueba, se hará con la de preferencia que se impone en el Convenio Colectivo o quizá se admitió algún tipo de acuerdo al firmar el convenio de trabajo. Talvez no existiese plazo de adelanto, ni en el documento, ni pacto en el estatuto serán 15 días que es lo que manda el Estatuto de los Trabajadores.

Debe de saber, si el asalariado no cumple con el plazo de preaviso, la fábrica puede descontarle de la indemnización los días que infrinjan del previo aviso o también demandárselos, en el presunto caso en los que el descuento supere a la liquidación.

También tendría que saber el jornalero, es que mientras tanto permanezca en el ciclo de previo aviso, el contrato permanece valedero pudiendo el productor incluso echarse para atrás de la baja voluntaria que manifestó.

El último día de trabajo la empresa deberá de enseñar al obrero la supuesta retribución correspondiente al cese del trabajo. Si el empleado por distintos motivos estuviese contrariado tendrá que rubricarlo marcarlo y poner no conforme. Si pasase todo esto el jornalero quedaría exento de embolsar su prestación aunque si puede demandar lo que la entidad le debe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE