Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Archidona

Usted sintiéndose asalariado en una compañía de trabajo debería de estar al tanto de que en cualquier minuto puede prescindir de su puesto sin que importe el tipo de acuerdo que usted hubiese visado. Solamente deberá de no olvidarse de dos apuntes: la 1ª notificar al director la resolución tomada y en 2º razonamiento que en tal opinión tomada el gerente haya estado al margen y el operario jamás se hubiese sentido chantajeado en ninguna circunstancia.

Aunque el director obligase a certificar la baja voluntaria al jornalero, éste deberá rehusar siempre así como nunca el empleado deberá de rogarla voluntariamente bajo ningún concepto aunque las condiciones laborales no sean parecidas, hayan modificado, haya alguna paga pendiente de cobrar o hubiera habido algún desacuerdo. Existen mejores modales de zanjar tal situación sin que el trabajador salga afectado y sea capaz de perder su recompensa económica reglamentaria y así evitar ocasiones problemáticas a la hora de pretender la presación.

El mejor modo de avisar a la empresa es hacerlo por documento y siempre fotocopiado. Así una copia será para la fábrica y la otra copia para el jornalero la cuál debe de ser firmada por el empresario. Si por cualquier motivo la empresa no quisiera rubricar la notificación, el trabajador puede enviarla por burofax.

La carta será transferida al gerente por parte del empleado, fuera de que este se encontrase en la la etapa de prueba, con el preaviso correspondiente que dicta el Convenio Colectivo o quizás en su día se pactase al firmar el documento laboral. Si por casualidad no hubiese un plazo de preferencia ni en el ajuste o no se hubiese pactado con anterioridad en el documento adoptaremos lo que exige el Estatuto de los Trabajares que son 15 días.

El trabajador debería de intuir que si no cumple el intérvalo de previo aviso la entidad puede exigirle los días en el supuesto caso en el que el el pago sea mayor a la ayuda o bien restar de la recompensa los días que quebranten del previo aviso.

El operario no debe de ignorar que puede retractarse de la baja voluntaria que había comentado aunque se halle en el período de preaviso ya que el contrato laboral, entre trabajador y jefe, sigue siendo valedero.

El trabajador debe de conocer que el al terminar el trabajo el amo tendrá que presentarle la supuesta liquidación correspondiente a la baja. Si el empleado no estuviese conforme por distintas razones, deberá de firmarlo, autentificarlo y poner disconforme con la sugerencia. Si esto ocurre el empleado no tiene derecho a la paga pero si a pedir lo que el amo le tiene que ingresar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE