Abogado Laboralista en Málaga
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Alcaucín

Usted como productor en una fábrica debe de estar al corriente de que en cualquier momento podrá renunciar a su empleo sin importar el tipo de contrata que el operario haya firmado. Solamente deberá de no olvidar 2 notitas: la 1ª noticiar a la fábrica la decisión tomada y en 2º término que en dicha resolución la entidad se haya mantenido lejos y el jornalero menos aún se hubiese sentido coaccionado en ninguna situación.

Aunque el jefe obligase a rubicar la baja voluntaria al proletario, éste deberá rehusar siempre así como nunca el empleado deberá de solicitarla voluntariamente aunque las relaciones en el trabajo sean diferentes, hayan cambiado, haya algún sueldo pendiente de percibir o hubiese habido enemistad. Existen mejores modos de solucionar tal situación sin que el operario salga perdedor y logre perder toda recompensa económica legal y así evitar instantes difíciles a la hora de solicitar la presación.

La notificación la realizará el operario a la empresa mediante una notificación y siempre con dúplica. 1 de las notificaciones será entregada al amo y otra para el trabajador la cuál a priori habrá sido certificada por la entidad. Si el jefe se negase a visarla por cualquier motivo, el productor puede mandarla mediante burofax.

La notificación escrita a la empresa, salvo si el empleado se encuentra en el período de prueba, se ejecutará con el adelanto que dictamina el Convenio Colectivo o si ha habido determinado pacto al firmar el pacto de trabajo. Acaso no hubiera ni acuerdo, ni plazo de de adelanto la prórroga será de 15 días que es lo que decide el Estatuto de los Trabajadores.

Se tiene que saber que si el empleado incumple con el período normativo de previo aviso el amo tendrá que descontarle del finiquito los días que falten o inclusive podría demandarlos en aquel caso en el que la liquidación fuese por debajo del descuento.

El obrero no debería de olvidarse que puede cesar la baja voluntaria que presentó aunque se halle en el tiempo de previo aviso ya que el convenio pactado, entre productor y empresario, sigue en vigor.

Al terminar trabajo el director deberá de entregar al operario la supuesta liquidación final correspondiente a la finalización del trabajo. Si el productor por diferentes motivos estuviese contrariado tendrá que rubricarlo sellarlo y poner descontento. Si sucede todo esto el jornalero quedaría exento de percibir su indemnización aunque si puede reivindicar lo que el director le tiene que pagar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE